Todo lo que necesitas saber sobre Neumáticos

¿Para qué sirven los neumáticos?

Los neumáticos son una de las partes más importantes de un vehículo, ya que son el único punto de contacto entre el coche y el suelo. Por tanto, su función principal es la de proporcionar agarre y estabilidad a la hora de conducir, así como absorber las irregularidades del terreno para garantizar una conducción suave y confortable.

Además, los neumáticos también son fundamentales para la seguridad del vehículo, ya que influyen de manera directa en la distancia de frenado y en la capacidad de maniobra en situaciones críticas.

Tipos de neumáticos

Existen diferentes tipos de neumáticos, cada uno con unas características específicas que los hacen más adecuados para ciertos tipos de vehículos y condiciones de conducción:

– Neumáticos de invierno: diseñados para ofrecer un mayor agarre en carreteras frías, húmedas o nevadas. Están fabricados con una goma más blanda que se adhiere mejor al asfalto en condiciones adversas.

– Neumáticos de verano: están pensados para su uso en temperaturas cálidas, ofreciendo una mayor durabilidad y un menor desgaste en estas condiciones.

– Neumáticos all season: son una opción intermedia que combina características de los neumáticos de invierno y de verano. Ofrecen un buen rendimiento en ambas estaciones, aunque no son tan eficaces como los neumáticos específicos para cada una de ellas.

– Neumáticos run-flat: diseñados para seguir funcionando aunque se pinche el neumático. Incorporan una serie de refuerzos que evitan que la llanta entre en contacto con el asfalto y permiten al conductor continuar circulando durante un tiempo limitado hasta llegar a un lugar seguro donde cambiar el neumático.

Cómo elegir los neumáticos adecuados

A la hora de escoger unos neumáticos para nuestro vehículo, debemos tener en cuenta varios factores que afectarán al rendimiento y seguridad:

– Tamaño: es importante seleccionar el tamaño adecuado de neumático para nuestro vehículo, teniendo en cuenta las especificaciones del fabricante.

– Uso: debemos considerar si nuestro vehículo se usará mayormente en ciudad, carretera o fuera de ella, así como las posibles condiciones climáticas.

– Calidad: no es recomendable escatimar en la calidad de los neumáticos, ya que un componente de baja calidad puede afectar negativamente al rendimiento y seguridad del vehículo.

– Presión: es fundamental mantener la presión adecuada en los neumáticos para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil.

Cuándo cambiar los neumáticos

Un neumático desgastado o en mal estado puede influir negativamente en la seguridad del vehículo, por lo que es importante saber cuándo es necesario cambiarlos:

– Profundidad del dibujo: la profundidad mínima legal del dibujo de los neumáticos es de 1,6 mm. Si el dibujo llega a esa profundidad, es recomendable cambiar los neumáticos.

– Desgaste irregular: si el neumático se desgasta de manera irregular, puede deberse a un problema de alineación en el vehículo, en cuyo caso es recomendable revisarlo en el taller.

– Edad: aunque los neumáticos no se hayan desgastado, se recomienda cambiarlos cada 6 años como máximo, ya que el deterioro de la goma con el tiempo puede afectar a su rendimiento.

Cuidados y mantenimiento

Para prolongar la vida útil de los neumáticos y garantizar su seguridad y rendimiento, es importante llevar a cabo un mantenimiento adecuado:

– Revisión periódica: es recomendable revisar el estado de los neumáticos de manera periódica para detectar posibles desgastes o daños.

– Presión: es fundamental mantener la presión adecuada en los neumáticos, ya que una presión demasiado baja o alta puede afectar al rendimiento y aumentar el desgaste.

– Rotación: se recomienda rotar los neumáticos cada cierto tiempo para evitar un desgaste desigual y prolongar su vida útil.

– Almacenamiento: si se van a almacenar los neumáticos durante un largo periodo de tiempo, es importante mantenerlos en lugares frescos y secos y evitar apilarlos unos encima de otros.

Puntos importantes a considerar

Además de los aspectos mencionados anteriormente, hay otros puntos que es útil tener en cuenta a la hora de adquirir unos neumáticos:

– Marca: aunque la marca no siempre es indicativo de la calidad del neumático, es recomendable optar por marcas reconocidas en el mercado, ya que ofrecen una mayor garantía de calidad.

– Etiquetado: desde 2012, todos los neumáticos comercializados en la Unión Europea llevan una etiqueta con información sobre su eficiencia en términos de consumo de combustible, adherencia en mojado y ruido de rodadura. Es importante prestar atención a esta información a la hora de comprar los neumáticos.

– Homologación: es importante adquirir neumáticos homologados para nuestro vehículo, es decir, que cumplan con las especificaciones del fabricante y estén aprobados por organismos como la Dirección General de Tráfico.

Resumiendo, los neumáticos son una pieza fundamental en la seguridad y rendimiento de nuestro vehículo. Es importante elegir los neumáticos adecuados en función del uso que vayamos a darle y realizar un mantenimiento adecuado para prolongar su vida útil y garantizar su correcto funcionamiento. Además, es recomendable prestar atención a aspectos como la marca, el etiquetado y la homologación a la hora de adquirir unos neumáticos nuevos.

Popular Doctors

0 de 5

Isaac Cody

110
0 de 5

Cortney Yamil

120
0 de 5

Rajni Kashar

95

Related Articles